• Eugenio Moreno Camarillo.-

Sensible fallecimiento de “El Hijín”, el hombre de la suerte


enfoquesanfelipe.com

San Felipe, Gto.- A la edad de 55 años y víctima de un infarto, la tarde de este miércoles 05 de julio, falleció Gerardo Trujillo Hernández, vendedor estrella a Nivel Nacional de boletos del sorteo TEC de Monterrey en este municipio.

La muerte del hombre, a quien coloquialmente muchos conocían como “El Hijín”, se verificó en la calle de Prolongación Madero de esta ciudad aproximadamente a la 5:00 de la tarde de la fecha arriba señalada.

Originario de esta ciudad, Gerardo Trujillo, tuvo su domicilio particular en la calle Manuel Doblado en el barrio de La Conchita, al momento de su lamentable deceso le sobreviven su esposa e hijos.

EL HOMBRE DE LA SUERTE…

De unos años para acá, Gerardo Trujillo, comenzó a ganar notoriedad entre los sanfelipenses, al ofrecer boletos del TEC de Monterrey que “a la postre” resultaron agraciados con algún tipo de premio.

Así, se habla que Trujillo Hernández, entregó al menos 15 boletos premiados con vehículos, sin contar los que resultaron agraciados con premios menores o reintegro, lo que lo llevó a ser un vendedor codiciado, pues para esos momentos ya muchas personas lo buscaban para adquirir sus billetes y quienes consideraban que él era alguien que atraía a la suerte.

Esos y otros eventos, condujeron a que los organizadores del mencionado sorteo voltear los ojos hacía “El Hijín”, convocándolo incluso a ofrecer platicas a otras personas que igual que él, se ganaban la vida vendiendo billetes del TEC de Monterrey.

En un ascenso casi meteórico, pues ocurrió en pocos años, Trujillo Hernández fue considerado ejemplo de ventas del sorteo TEC no solo a nivel local, sino a nivel nacional, lo que provocó una verdadera euforia por adquirir sus boletos.

En San Felipe, muchas personas consideraban y consideran aún, que Gerardo Trujillo, había llevado felicidad a muchas gentes quienes al adquirirle un boleto se convirtieron en ganadores de algún premio.

Con su clásico “Cómpremelo patroncito, este es el bueno”, “El Hijín” llevaba dentro ese don para tocar a la gente, con su trato sencillo y su voz, muchas de las veces casi inaudible, en un abrir y cerrar de ojos, convencía a sus muchos clientes de adquirir un billete, vendiéndoles no solo “un cachito”, sino la ilusión de convertirse en uno de los ganadores del sorteo más famoso del país entero y de las que hoy podemos afirmar que muchas llegaron a convertirse en realidad.

Hoy, el hombre de la suerte ya no se encuentra entre nosotros pues ha partido a su encuentro con más el allá, aun así sabemos que entre nosotros, su recuerdo estará presente por mucho tiempo teniendo la seguridad que allá donde ahora se encuentra, “El Hijín”, seguirá llevando felicidad y fortuna a otros tal y como lo hizo en este su pueblo.

Descanse en paz, Gerardo Trujillo Hernández.


230 visualizaciones0 comentarios