• José Aguirre

A leer… Con Enfoque


EnfoqueSanFelipe.com

¿Qué leer?

Vivimos, y en varios aspectos sufrimos, una época donde los medios de comunicación masiva se han desarrollado de forma impresionante… Y, curiosa o tristemente, porque no sabemos las consecuencias que habrá de acarrearnos, este desarrollo que pudiera ser la panacea que abatiera la indiferencia por la gran literatura se ha significado más como la herramienta para aumentar el consumo de un sinnúmero de textos simplistas, que se reciclan hasta la náusea, en donde no se ponderan los valores superiores de la enorme riqueza cultural que poseemos y en cambio se incita, de manera groseramente explícita y vulgar, al sexo por el sexo, sin erotismo de por medio, con héroes sin más connotación que una satiriasis monumental, por lo regular de origen nunca explicado, y las heroínas, por el estilo, ninfómanas para las que la consanguinidad es pecata minuta con tal de entrarle al cha cha chá, digo, por así decirlo... o bien, donde la violencia se impone como el único criterio para dirimir cualquier desacuerdo, donde la muerte del contrario, que ni siquiera enemigo, se entiende como la única posibilidad de finiquitar el conflicto; la razón de la sinrazón, la violencia como argumento...

Y textos éstos que, obvia y desafortunadamente, pervierten muy por encima del beneficio que se le supone a todo nuevo conocimiento. Es decir que en vez de impactarnos positivamente, de aumentar el bagaje intelectual y humanístico que nos mejore como seres humanos, adereza la ignorancia con una percepción grotesca de la realidad, y, por consecuencia, no podremos esperar de los individuos un comportamiento diferente de aquel en que son educados por sus “gustos literarios”, por lo que no es aventurado asegurar que una de las causas del creciente degradamiento de la sociedad actual, sin duda alguna, son los medios de comunicación. Lo que por supuesto no quiere decir que sean nocivos per se, o en su totalidad, pero sí llama la atención el tiempo, el espacio y la forma irresponsable, por supuesto, en que los medios de comunicación masiva le dedican a lo mejor de entre lo peor que tenemos los seres humanos, o la cantidad de publicaciones y emisiones televisivas, incluso más de alguna publicidad comercial, francamente pornográficas, que saturan las programaciones o los expendios de revistas, o incluso las librerías, y a las que cualquier menor, con el grave riesgo que ello implica para un sano proceso formativo, tiene libre acceso.

Pero igual todo mundo tiene acceso a las bibliotecas públicas donde pueden encontrarse innumerables texto o libros que ponderan la grandeza del espíritu humano, y muchos de ellos escritos en un lenguaje muy sencillo, comprensible para cualquiera que se proponga iniciar la extraordinaria experiencia de encontrarse con la belleza.

Leer buena literatura será siempre uno de los más fascinantes viajes que cualquiera puede emprender.

Para empezar, y a manera de homenaje por el nonagésimo aniversario del natalicio de Jorge Ibargüengoitia, les recomendamos Los pasos de López.

Resumen del Libro (Los pasos de López)

En el Bajío personal de Jorge Ibargüengoitia (México 1928, España 1983) se fragua, con humor implacable, paródico y antisolemne, la Independencia de México. Desde el encuentro casual del cura de Periñón y el Teniente Matías Chandón hasta el día en que el primero resuelve firmar su abjuración poniendo al calce a López, transcurre una de las novelas más finas del escritor mexicano. Esta obra forma parte de lo que la crítica ha convenido en llamar las novelas del "Plan de abajo", por desarrollarse, aunque en distintos periodos, en la geografía de una entidad federativa ficticia pero muy parecida a Guanajuato, ciudad natal del autor.

Es este volumen, Ibargüengoitia desmitifica la gesta heroica insurgente mediante una inigualable sucesión de enredos y aventuras que obliga al lector a seguirlo a un final más o menos feliz. La conducta y psicología de los héroes de la independencia y del cura Miguel Hidalgo son abordadas, para fortuna del imaginario nacional, desde una singular perspectiva.


37 visualizaciones0 comentarios