• Redacción.-

Ante un templo vacío celebran misa de Domingo de Ramos

EnfoqueSanFelipe.com



San Felipe, Gto.- Ante un templo vacío autoridades eclesiásticas de la iglesia de San Miguel Arcángel llevaron a cabo la celebración eucarística de Domingo de Ramos, fecha que marca el inicio de la Semana Mayor y conmemora la entrada triunfal de Jesús a la ciudad de Jerusalén.


El solemne acto fue presidido por el cura de la iglesia, Rodrigo Salazar Monjarás, quien estuvo acompañado del Presbítero Juan Francisco Echeveste. Para la celebración, la iglesia lució desierta ante la contingencia sanitaria que vive el país por la pandemia del coronavirus, donde desde un tiempo a la fecha, todas las celebraciones litúrgicas se llevan a cabo sin la presencia de fieles.


Fue en punto de las 12:30 del mediodía cuando, en medio de una nube de incienso y acompañados de acólitos y miembros del grupo de liturgia, los sacerdotes realizaron la entrada al templo para dar inicio a la celebración donde el texto de la primera lectura habló sobre el profeta Isaías, a quien le fue encomendada una misión en la que tenía que padecer con valentía y humildad a causa de los pecados del pueblo, lo que hace sin protestar ni oponer resistencia, acto que los cristianos deben de considerar como una prefiguración de la pasión del propio Jesús.


Por su parte el texto del evangelio recordó la pasión y muerte de Cristo y el sufrimiento que el redentor del mundo vivó durante su calvario. Durante las peticiones, los sacerdotes pidieron por la salud de las familias solicitando a Dios fortaleza y la protección para las mismas.


Durante el acto se realizó la bendición de las palmas que representan el símbolo de la bendición de Dios, de su protección y ayuda.


UNA SITUACIÓN QUE DUELE...


Así como inicio, la celebración transcurrió en completa calma, en un casi absoluto silencio, salvo por las palabras de los oficiantes y de los colaboradores que en ella participaron. La soledad se reflejaba en el vació de las bancas, en los pasillos, en el confesionario y en todas partes.


Este 05 de abril, en la parroquia de San Miguel Arcángel en punto de las 12:30 del mediodía se verificó misa del Domingo de Ramos, pero en los pasillos y los asientos no hubo quien cantara, quien respondiera el salmo, con quien darse la paz pues no estaba presente la feligresía esas personas que hoy por hoy dan vida la celebración del encuentro con Dios, una situación que duele a feligreses y a quienes integran la iglesia.




174 visualizaciones0 comentarios